Tips para mantener tu motocicleta en verano


01/07/2021


Tips para mantener tu motocicleta en verano

Comienza el verano, el buen tiempo y llega el momento de sacar las motos. No cabe duda de que es la mejor época para ir sobre dos ruedas, pero para que nuestra ruta vaya bien debemos tener distintos aspectos en cuenta. El mantenimiento de nuestra moto y un correcto equipamiento harán que nuestro viaje sea perfecto.

¿Sabes cómo proteger tu moto?

– Haz todo lo posible por aparcar a la sombra, esto evitará que el motor se caliente y pueda resentirse. Además de este modo evitaremos que la pintura se desgaste o se deteriore, cosa que puede ocurrir si tiene largas exposiciones al sol.

– Si vas a estar en zonas de playa, es ideal limpiar y secar muy bien los elementos metálicos ya que la arena y la brisa propician la aceleración del oxidado.

Limpiar el carenado de forma suave con agua y jabón reduce el desgaste de la pintura además debemos evitar soluciones antiarañazos, ya que hacen que la zona sea más vulnerable al sol.

– No podemos olvidar que en esta época el asfalto tiene mayor temperatura y eso favorece el desgaste de las gomas, por ello es recomendable revisar los neumáticos e inflarlos al máximo nivel recomendado por el fabricante.

Cuando ya tenemos la moto a punto, debemos tener en cuenta algunos factores importantes que harán de tu conducción una experiencia aún mejor.

La ropa técnica se convierte en tu gran aliado para las altas temperas. Los monos y chaquetas de cuero no son los más indicados para este momento, es preferible optar por ropa técnica con mayor ventilación evitando elevadas temperaturas corporales que incomoden durante el viaje.

Por otro lado y aunque parezca evidente, es bueno realizar descanso cada 150km, mantenerse bien hidratado y evitar las comidas contundentes. De este modo evitamos mareos, cansancio o malestar. Del mismo modo, cuando estés conduciendo por ciudad, es bueno planificar rutas alternativas que eviten aglomeraciones y que aporten sombras entre edificios.

Con todo esto no queda otra que disfrutar de la carretera.

¡Gas!